Sep 5, 2016

La última tendencia en coloración para el cabello es el 'arcoíris oculto'

En la peluquería, normalmente hay que decidir entre cortarse las puntas y darse unos reflejos sutiles o cortarse un palmo y teñirse de verde.


Siempre está bien cambiar, pero, si no estás lista para llevar pelo de sirena o para probar con algún tono de gris, hay una forma nueva de experimentar con colores vivos sin llevar la melena entera como si fuera una crin de unicornio.

Se llama arcoíris oculto (Hidden Rainbow, en inglés) y el nombre le hace justicia.

Esta técnica de coloración consiste en esconder un arcoíris bajo una capa de pelo de un color más natural. De esta manera, se puede elegir cuándo exhibirlo.
"Estos arcoíris se hacen en sitios que normalmente no se ven a no ser que el pelo esté recogido", explica Athena Golden, la peluquera que aparece en la foto anterior, a la edición estadounidense de The Huffington Post. "Normalmente dejamos capas encima para darle un efecto sorpresa".
Según Golden, lo más importante es mantener la integridad del pelo mientras se decolora hasta llegar a un punto en el que los colores se vayan a ver bien. "Si se hace mal, los colores se mezclan con el tono base del pelo y sale un color distinto del que se pretende", aclara. Por ejemplo, el azul sobre un pelo rubio quedaría verde.
Si se hace bien, el resultado final queda genial, especialmente cuando se ven los colores al pasarse los dedos por el pelo o al hacerse una trenza. Lo bueno del arcoíris oculto es que se puede esconder en el trabajo y presumir de él en ambientes menos serios. Las miradas están garantizadas, ya escojas una paleta de colores pastel o una de colores más intensos.