Mar 29, 2016

Trucos para aumentar tu deseo sexual

Vivimos una época de grandes exigencias y presiones y muchas veces lo primero que se resiente son nuestros momentos de disfrute y goce. Quizás has notado que ya no eres el mismo de antes y que tu deseo sexual se ve afectado por algún motivo. Sigue leyendo y dale un empujón a tu libido.

¿Qué es la libido?

La libido es el deseo sexual de una persona. También existen definiciones más específicas como la del creador del psicoanalisis, el psiquiatra austríaco Sigmund Freud que se refiere a la libido como la energia psíquica de carácter sexual que empuja por satisfacerse inmediatamente.

Cuando baja la libido

Existen muchas razones tanto físicas como psicológicas por las que una persona puede sentir una baja en su deseo sexual. Desde el punto de vista físico, el estrés, los cambios hormonales, ciertos medicamentos y enfermedades como la depresión, pueden acarrear una disminución importante del deseo.

El estrés, un enemigo de la libido

Así lo indica una investigación realizada por psicólogos de la Universidad de Texas, que asegura al estar estresados, tanto hombres como mujeres, liberan altos índices de cortisol, la hormona del estrés y una sustancia inhibidora natural del deseo sexual.

Cómo actúa el cortisol

El cortisol se produce en las glándulas suprarrenales y actúa en el torrente sanguíneo y el metabolismo de la glucosa en sangre. En la mujer el cortisol inhibe la producción de estrógenos y en el hombre de testosterona, que son las hormonas sexuales por excelencia y responsables químicos del deseo.

Psicología del deseo

Son varios los motivos por el que puedes sentir la falta de deseo sexual: las presiones laborales, los problemas económicos, la rutina en la pareja y el paso del tiempo son los más mencionados. Las parejas que logran romper con la rutina son más felices y duraderas, pero esto implica trabajo.

Lubricantes

La vagina también requiere de cuidado. Muchas veces sucede que la lubricación vaginal no llega de un modo natural y esta sequedad puede ocasiona molestias en el momento de la penetración o coito. Existen diferentes tipos de lubricantes disponibles para mejorar este problema.

Tipos de lubricantes

Independientemente de las distintas marcas disponibles en el mercado, los lubricantes pueden ser a base de agua y a base de aceite. Los más recomendados son a base de agua pero se secan más rápidamente y a veces hay que volver a aplicarlos. Los que tienen base aceitosa duran más pero pueden manchar.

Cómo elegir uno

Lo ideal es utilizar un lubricante que sea ligeramente ácido, que no supere el 5.0 de Ph, similar al de la vagina, es el que le permite la mejor defensa frente a infecciones o desequilibrios en la flora bacteriana vaginal. Conviene que sea liviano y carezca de olor y sabor, recomiendan los expertos.

Consejos para el uso de lubricantes

Puedes aplicarlo antes del encuentro sexual para no interrumpir. Lo pueden utilizar ambos miembros de la pareja para caricias y juego previo. Ten en cuenta que aunque algunos vengan con espermicida, no son un método anticonceptivo confiable.

Vibradores y juguetes

Ya sea para utilizar a solas en la intimidad del cuarto, o para compartir en pareja y potenciar las relaciones sexuales, los vibradores o consoladores, con nada menos que miles de años de historia, continúan ganando terreno en la sexualidad adulta.

Muchos usos, el placer como fin

“Los vibradores pueden disfrutarse de muchas maneras, tanto por mujeres como por hombres”, dice en su libro Sexo, y ahora que hago? la sexóloga puertorriquena Alessandra Rampolla. “ Puedes utilizarlo con fines masturbatorios, con fines orgásmicos y como parte de un masaje erótico”, agrega.

Miedos lógicos

Muchos temen que el vibrador pueda quitarles interés en la pareja o sensibilidad a la zona genital. “Si bien es cierto que la intensidad del estimulo del vibrador es inigualable, recuerda que no es un reemplazo para tu pareja sino una alternativa para mejorar el disfrute sexual”, explica Rampolla.

Los mensajes de texto

Los mensajitos “hot” pueden ser de gran ayuda para crear expectativa y aumentar la pasión. Shawn Edgington, autor de “Leer entre líneas: una guía divertida para enviar mensajes de texto simples y con estilo” sugiere que el uso de mensajes de texto audaces pueden mantener el fuego de la pareja.

La lencería erótica

La ropa interior es una oportunidad para la mujer para seducir y sentirse atractiva y una forma de mostrarle a tu pareja la intención de estar con él. Busca los modelos y estilos que te hagan sentir bien y se adapten a tu cuerpo para potenciar su belleza natural y al mismo tiempo te sientas cómoda.

El deseo se viste de moda

La moda apunta a resaltar encajes y transparencias. El negro, blanco y rojo son colores que están siempre vigentes, pero también en las nuevas tendencias vienen los colores brillantes como violeta y los animal print. También existe la ropa interior comestible, son diferentes sabores y olores.

Tiempo para compartir

No todo es sexo en la vida de una pareja. Un informe de la Biblioteca Nacional de Medicina sostiene que lo mejor para la pareja es reservar algún momento para la intimidad no sexual, donde se tenga tiempo para hablar o salir solos. Esto, a la larga, revive el deseo sexual y el interés por el otro.

La comunicación y las ganas

Hablar con tu pareja de lo que sucede es un buen comienzo para mejorar el deseo, recomiendan expertos del Departamento de Medicina Sexual de la Universidad de Boston. Para ellas, las caricias y palabras son importantes, para ellos una linda imagen y una actitud sexy, valen mas que mil palabras.

Fuente Holadoctor.com