Sep 2, 2015

Los depreradores sexuales pueden esconderse en el teléfono de tu hijo

En muchas familias de la actualidad los niños (a veces incluso los niños pequeños) tienen su propio celular.

Su seguridad es un motivo para controlar el uso del móvil ya que los depredadores sexuales (y otros chicos que pueden tener hasta su misma edad) pueden engañarlo o invitar a tu hijo para que les envíen fotos inapropiadas a través de los teléfonos celulares.

Para minimizar la vulnerabilidad de tus hijos, enséñales a tomar ciertas precauciones; entre ellas:

• Usa los controles para padres para limitar los sitios web aprobados y las horas que pasan en línea.

• Establece configuraciones de alta seguridad con navegadores y sitios de redes sociales.


• Instala y manten un software de seguridad de Internet.

• Supervisa el uso que tu hijo le da al equipo y siéntate con él/ella cuando esté conectado a Internet.

• Conversa acerca de cómo proteger la información privada (nombre, número de teléfono, etc.) y nunca compartir contraseñas con sus amigos.

• Nunca enviar fotografías de sí mismo y mucho menos si es con ropa ligera, semi desnudo o desnudo (a nadie, ni siquiera a sus amigos) Y no solicitar a otros a que lo hagan.

• Nunca acordar encontrarse con alguien a quien hayan conocido en línea sin supervisión.

Estemos atentos y evitemos muchos dolores de cabeza y/o situaciones penosas. No es que desconfiemos en nuestro hijo. Es acompañarlo y guiarlo. Recuerda que nosotros somos su consciencia hasta que ellos alcancen su mayoria de edad y tengan la madures suficiente para manejar estos dispositivos con total responsabilidad y asumir las consecuencias de sus acciones.

Imagen de la campaña de la organización Innocence in Danger realizada por agencia parisina Herezie.