Sep 3, 2015

Alejandro Fernández se presentó con rotundo éxito en Altos De Chavón

Casa de Campo, La Romana. En una noche vestida de romanticismo, Alejandro Fernández se presentó con rotundo éxito ante más de 5000 personas que lo esperaron ansiosamente y cantaron cada una de sus canciones.

Con la interpretación de cuatro canciones por la joven artista Rouse Mateo junto a la banda 'In House Band', inició el concierto en una linda presentación pasada las 8:50 de la noche.

'Nuestro Amor' fue la primera canción que el sexy y apuesto mexicano interpretó, mientras provocaba la emoción de miles de fanáticas que lo coreaban entusiasmadas, al tiempo que él con sus tres bailarinas y coristas, dos bajos, dos pianos, un percusionista y una batería lo acompañaban.

A las 9:30 de la noche cantó 'se me va la voz', mientras su sonrisa e impecable voz seducía al público de todas las edades que lo acompañaba en cada estrofa y movimiento sutíl que realizaba.

"Gracias a todos por acompañarme esta noche, estoy muy feliz de presentarme por primera vez en este escenario de Altos de Chavón, y les confienzo que República Dominicana fue el primer país (después de México) que visité luego de ser cantante, y me enamoré de su isla, de su cultura, de su gente, de verdad muchas gracias por estar aquí", manifestó el potrillo mexicano.

En un lindo y conmovedor homenaje, dedicó la canción 'no estuve' al cantante Joan Sebastián a quien expresó mucho respeto y admiración.

Todos de pie y aplaudiendo retumbaron todo el Anfiteatro, mientras Alejandro cantaba 'que voy a hacer sin tu amor', momento que sin lugar a dudas llenó de sentimientos a todo el público, y a la vez los efectos de luces hacían del escenario un lugar íntimo y acogedor.

"Ay que lindo público, son el mejor coro que he tenido", manifestó sonriendo el artista, mientras los aplausos se adueñaron del lugar. "Estábamos asustados de no podernos presentar, luego del aviso de la tormenta, pero Dios nos quiere tanto, que hasta la luna llena nos trajo".

Una de las más cantadas de la noche fue 'Hoy tengo ganas de ti', que logró sacar las lágrimas de algunas fanáticas y hasta fanáticos. Seguida de 'Te Amaré', una canción que cantó sentado elegantemente en una silla como si de una escultura de arte se tratara.

'Me dediqué a perderte', llevó a todos sus músicos al frente junto a él, causando un mágico momento que a través de decenas de luces combinaban a la perfección de cada estrofa.

En un momento que el artista salió del escenario, once hombres vestidos de charro subieron a el para dedicar una especie de serenata a todos los presentes.

10:40 de la noche su mirada decidida y sexy subió nuevamente al escenario, esta vez vestido de charro, y acompañado de sus mariachis, mientras cantaba 'tú te vas tan sola', con su afinada y potente voz.

Los hombres también disfrutaron de una melodía dedicada exclusivamente para ellos, a través de su icónica canción 'mátalas', provocando que casi todo el público se levantara de sus asientos y aplaudieran con un entusiasmo tremendo como si se tratara del ánimo que se tenía en la primera canción.

Las fanáticas fueron llevadas al extremo, cuando el canto 'Así con la misma pena', a la vez que realizaba sensuales movimientos con cada paso y estrofa, los cuales fueron motivo suficientes para demostrar porque le llaman el “astro de México”.

Y como se trataba de un show planificado hasta el más mínimo detalle, el concierto finalizó con besos y la despedida de Fernández, pero retornó para el artista brindar un emotivo homenaje a su padre, Vicente Fernández, con siente canciones más, finalizando con 'Te mire', pasada las 11:50 de la noche.