Jul 27, 2015

Tras meses de inconsciencia fallece Bobbi Kristina Brown

Bobbi Kristina Brown, la hija de la leyenda musical Whitney Houston y el cantante Bobby Brown, falleció este domingo 26 de julio rodeada de su familia en en un centro para cuidado para pacientes terminales, Peachtree Christian en Duluth, Georgia.
La joven cumplió 22 años mientras se encontraba en estado de coma desde que fue hallada inconsciente en su bañera el pasado 31 de enero, una horrible coincidencia con el fallecimiento de su madre en febrero 2012.

“Ella está finalmente en paz en los brazos de Dios”, expresó la familia Houston a través de un comunicado. “Queremos agradecer a todos por su tremendo amor y apoyo durante estos últimos meses”.

Desde el inicio no hubo mucha esperanza para la joven. Tras ser encontrada en su casa en Roswell, Georgia, ella fue rápidamente conectada a un ventilador para ayudarla a respirar y se había indicado que su cerebro había sufrido mucho por la falta de oxígeno. Los médicos la indujeron a un coma mientras hacían estudios y buscaban tratamientos.



Tras dos meses en el Hospital Universitario Emory, ella fue trasladada a un centro de rehabilitación. Pero el panorama se volvió más desalentador cuando fue movida a cuidado de pacientes terminales el pasado 24 de junio.



Cuando BK nació el 4 de marzo de 1993, rápido se convirtió en el centro de la vida de su mamá Whitney Houston. La relación tumultuosa de sus padres y los problemas de adicción de ambos hicieron que la niña recibiera mucha atención de los tabloides.

Tras muchos años de controversias, peleas y acusaciones de violencia doméstica y abuso de drogas, los padres de Bobbi Kristina se separaron en 2006 y ella se quedó bajo la custodia de Houston.

El 11 de febrero de 2012, Houston fue hallada muerta en una bañera en el Hotel Beverly Hilton en lo que luego se dijo fue una sobredosis accidental. BK tenía tan sólo 18 años y era la única heredera de la fortuna de su mamá que se estimaba en $115 millones.