May 8, 2015

Señor manda Fuego, pronto...

¡Lo único que faltaba!

 Un restaurante israelí llamado Catit ha creado un nuevo proyecto, Foodgraphy, el cual se basa en servir su comida en un plato especialmente diseñado que permite a la gente fotografíar su comida desde todos sus ángulos.

Estos platos giratorios vienen con un adaptador de smartphone que permite obtener la mejor toma de la comida que hemos pedido.

Desembolsando $155 más, el restaurante ofrece una clase de fotografía de comida con un prestigioso profesional mientras los clientes prueban sus platos.

Por el bien de la sociedad, ojalá esta moda no llegue por aquí.
 
 
via mott.pe