Apr 22, 2015

Ingeniero y miembro como defensor de los derechos Humanos en FUNCIDDEL denuncia persecución pólitica

El ingeniero Pedro Luis Núñez Saez,  ex empleado de PDVSA y Defensor Internacional de Derechos Humanos como  miembro activo de FUNCIDDEL, acusa directamente al gobierno de Maduro por ser el autor intelectual de todas las acciones perversas en contra de los defensores de los derechos humano y de su persecución personal. Desde  cuando trabajó en petróleos de Venezuela (PDVSA) donde fue acosado, e intimidado para impedir ejercer sus funciones como defensor de los derechos humanos, motivo por el cual renunció y ahora como activista.
Durante el primer trimestre del año el ingeniero enfatizo  la "persecución" política en Venezuela, así como la "represión" de la oposición, el uso de la violencia y el encarcelamiento de manifestantes se agravó drásticamente pidiendo al gobierno Nacional que respete la independencia judicial y los derechos humanos. Solicita a la OEA a que dicte medidas inmediatas para la liberación de los manifestantes, estudiantes y políticos opositores como Leopoldo López y el Alcalde Mayor de Caracas Antonio Ledezma que hayan sido detenidos arbitrariamente, desarme de grupos armados progubernamental y la pronta abolición de la resolución 008610 que permite a fuerzas policiales o militares el uso de armas de fuego encontrar de manifestantes.

Por otra parte el ingeniero declara que ha sido amenazado directamente por grupos de civiles armados en representación de gobierno si sigue defendiendo a la sociedad democrática y civil de Venezuela. Señala que como miembro activo de los derechos fundamentales esta en todo su  derecho y deber de denunciar las violaciones sistemáticas de los derechos humanos, laborales, sociales y políticos que viven los venezolanos por el gobierno de dirige Nicolás Maduro.

Las acciones del gobierno no paran desde hace una semana se están obligando a los funcionarios públicos a firmar una carta para pedirle a el Presidente Obama derogue las sanciones impuestas a funcionarios Corruptos y violadores de los Derechos Humanos, si los empleados públicos no firmar son despedidos sin justificación y así mismo lo están aplicando a escuelas básicas públicas.