Apr 22, 2015

Cuando te duele el éxito de ‘tus amigos’

Santo Domingo- La amistad se caracteriza por ser una de las relaciones afectivas interpersonales más significativas en la vida de una persona. Cuando escuchamos la palabra “amigo”, solemos pensar en valores como la confidencialidad, la seguridad, solidaridad, el respeto...
En algunas ocasiones, un amigo puede ocupar un lugar protagónico en situaciones difíciles, colocándolo en una posición muy importante en el mundo afectivo de la persona. Frases como: “Amigos en las buenas y en las malas”, “amigos para lo que venga”, suelen sellar un pacto de amistad, que se entiende como garantía de lealtad para toda la vida.Conforme a las diferentes etapas del desarrollo, la amistad adquiere diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes y sentimientos comunes.

 Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo. La amistad puede atravesar algunos momentos difíciles por malentendidos o conflictos que podrían poner a prueba la fortaleza del vínculo y acorde con los valores de cada uno de los integrantes pueden ser resueltos de forma sana a través de una comunicación transparente y sincera.

Sin embargo, hay algunos sentimientos que contaminan la amistad de una forma a veces difícil de sanar. Amigos son amigos por siempre, o hasta que uno se vuelva más exitoso que el otro. Las personas a veces se sienten atraídas por las cosas que tienen en común, y esto es especialmente cierto en las amistades. La envidia en ocasiones divide de mala forma la amistad.

Cuando un amigo empieza a tener más éxito que el otro (ya sea dinero, exito profesional o incluso más romances), la envidia puede producirse. Es necesario resaltar que en una amistad sincera, la envidia no tiene cabida.

Generalmente, este sentimiento surge cuando la relación no es auténtica, y no se disfruta del éxito del otro.

via listin diario