Mar 5, 2015

Rosana, contundente en Hard Rock Café SD Blue Mall

La intérprete debutó en “El Templo de la Música” con la autoridad, simpatía y carisma de una leona.

Santo Domingo, República Dominicana.- La cantante española Rosana dio un conciertázo en su primer encuentro, de dos, en Hard Rock Café Santo Domingo Blue Mall, el pasado miércoles 04 de marzo durante una noche a guitarra y voz que llenó por completo el escenario.

Con suma humildad, la canaria subió al “stage” del “Templo de la Música”, donde le esperaba su guitarra personal en una salita recreada para propiciar la intimidad de una casa y luego de saludar, se distrajo un poco en su ipad buscando las canciones que no encontró, para luego pasar el dispositivo a una asistente e iniciar con lo inesperado.

Con la canción “Sin Miedo”,  dejó ver desde el primer acorde su fortaleza escénica y su contundencia con la cual llenó todo el lugar como si se tratara de una orquesta big band de 30 músicos en escena.

Sin dudas que la intérprete de “Por si no Llegamos a Tiempo”, conectó con su público de inmediato con su desborde de carisma que bien puede compararse con la de un sol.

Con un derroche de simpatía, entusiasmo y mucha energía, Rosana fue entonando las canciones que han construido su rico repertorio, haciendo una cronología desde su primera álbum (Lunas Rotas 1996) hasta lo último que ha sacado en 2013 (8 Lunas).

Uno de los momentos cumbres de la noche fue cuando la española bajo del escenario micrófono en mano y se confundió con la gente interpretando una de sus canciones, permitiendo ser tocada, abrazada y mimada por el público cuando fue mesa por mesa, haciendo la diferencia y rompiendo distancia entre ella y su público.

Rosana estuvo muy animada durante toda la noche y sus canciones fueron tan viscerales que más de uno lloró por la entrega que percibió de la cantautora durante un show para deleitar a los dominicanos.

Por supuesto, sus éxitos “Sin Miedo”, “Si tú no estás Aquí”, “Magia”, “El Talismán”, “Dime”, entre otras fueron interpretadas con la contundencia de una artista entregada a su oficio y que bien supo no solamente dar lo mejor de sí, sino, su corazón por completo, dejando satisfecho a cada uno de los presentes en Hard Rock Café Santo Domingo.