Mar 9, 2015

Cómo echar un polvo sin moverte de casa

Las diferentes apps (e internet en general) han mejorado las relaciones sexuales de parejas que viven su amor a distancia. Con la llegada de estas novedades tecnológicas ya no hay excusa para tener a tu pareja en la otra parte del mundo y no practicar sexo.

Las relaciones a distancia suelen ser difíciles por muchas razones. La confianza es la base de que funcionen pero hay momentos en los que la debilidad humana sucumbe al deseo y los kilómetros se convierten en el aliado perfecto de la infidelidad. ¿Cómo evitar poner los cuernos a una pareja cuando las temporadas de sequía sexual duran días, semanas, meses e incluso años?

Gracias a las nuevas tecnologías es posible practicar sexo en la distancia. Podemos utilizar desde el móvil hasta el ordenador pero lo más importante de todo es mantener la confianza en la pareja para evitar malos entendidos.

Teléfono analógico

El teléfono de toda la vida es un clásico de las relaciones a distancia. El hecho de contar tan solo con la palabra y la voz del receptor hace que la imaginación fluya de tal manera que se puedan llegar a hacer realidad los deseos más calientes de la pareja. Por otra parte, la vergüenza se pierde al no existir el cara a cara. Mirar a los ojos crea ese rubor que a veces impide decir o hacer todo lo que sentimos durante las relaciones sexuales.
Móvil

A diferencia del anterior, el teléfono móvil añade imagen al sexo. También permite jugar mucho más gracias a las diferentes aplicaciones nacidas de la necesidad de echar un polvo a pesar de los kilómetros de distancia.
Fundawear

Es una aplicación catalogada como "el futuro del preámbulo sexual". Se trata de ropa interior que actúa como un "simulador" de contacto físico para personas que llevan su relación a distancia y desean tener sexo virtual. Para que este tipo de lencería funcione es necesario descargarse la aplicación que actuará como un mando a distancia permitiendo que los sensores se activen.
Dildo para cíborgs

Ideal para los amantes de los juguetes eróticos. Consiste en un tipo de dildo —que posibilita la conexión entre dos aparatos gracias a internet o por bluetooth— y devuelve las sensaciones al usuario según el grado de intensidad de los estímulos percibidos por la otra persona.
Bliss

Es otra app que transforma el cibersexo en un juego. Entre las diferentes opciones se puede elegir una música erótica y adecuada al momento, seleccionar el tipo de ropa que viste la piel y otras características acordes a la pareja. Solo hay que tirar los dados y esperar indicaciones.
Skype

Un sistema válido para ordenadores, a través del cual se pueden realizar llamadas telefónicas y ver a tu interlocutor en la pantalla del ordenador. Gracias a este sistema muchos han podido saciar sus ganas de sexo, pudiendo incluso mirar a la cara a la persona deseada.
 
por Sara Gil