Jan 10, 2015

Sospechosos de masacre a revista Charlie Hebdo querían morir como mártires

A esa empresa, situada en Dammartin-en-Goële, un pueblo al noreste de París, habían llegado los dos hombres de 32 y 34 años tras darse a la fuga en un automóvil, según la cadena CNN.

De acuerdo con CNN, los sospechosos hablaron por teléfono con oficiales franceses y dijeron que querían morir "como mártires". Además, los hermanos Kouachi aseguraron que representan a Al Qaeda en Yemen.

"Actualmente una operación está en marcha en Dammartin-en-Goele, para la que se han movilizado a todos los efectivos sobre el terreno", había advertido horas antes del asalto final el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, de acuerdo con la agencia EFE.

En Dammartin-en-Goële, una localidad de 8.000 habitantes cercana al aeropuerto internacional de París-Roissy, las calles permanecieron desiertas por la situación, los comercios cerrados y los accesos por carretera obstruidos por las fuerzas del orden.


En torno a las 8:40 am (hora local), de acuerdo con el canal de televisión RTL, los 2 hombres arrebataron por la fuerza un Peugeot 206 a una mujer en la localidad de Montagny-Sainte-Félicité, en el departamento del Oise, quien los identificó como los hermanos Kouachi.

Unos minutos más tarde, ya en Dammartin-en-Goele, se produjo un tiroteo con la policía. Un testigo citado por RTL explicó que había escuchado dos disparos y que poco después llegaron helicópteros y las fuerzas de seguridad, que han ordenado a los vecinos que no salgan de sus casas y que mantengan sus ventanas cerradas.

Por otro lado, se supo que existió una "conexión" entre los presuntos autores del ataque contra la revista Charlie Hebdo el miércoles y el sospechoso del tiroteo en el que murió una policía en Montrouge el jueves y que este viernes también retuvo a 5 personas en una tienda en París. Este hombre también fua abatido por las autoridades junto con una cómplice, y los rehenes, liberados.

Hasta ahora, las autoridades estimaban que no había vínculo entre los dos casos, pese a que la investigación de ambos está a cargo de la fiscalía antiterrorista.

NN, EFE, AFP