Jan 10, 2015

Los fracasos tecnológicos de 2014

Fracasos impredecibles. «Una tecnología es exitosa si resuelve un problema, esté instalada en millones de 'smartphones' o sea utiliza por unos pocos científicos». El editor jefe de negocios de la revista 'MIT Technology Review', Antonio Regalado, en un artículo donde repasa los fracasos tecnológicos de 2014. Las causas, dice, son impredecibles. Desde decisiones judiciales hasta la opinión pública pueden ser determinantes en el hundimiento de una tecnología.

Google Glass no cumple. En 2012, Google despertó grandes expectativas con el anuncio de Google Glass. Dos años después, la ilusión se ha desinflado. No sólo se ha pospuesto su lanzamiento para 2015, sino que «la mitad de los desarrolladores encuestados por Reuters han dejado de trabajar en 'apps' para Glass», comenta Regalado. Incluso su impulsor, Sergey Brin, ha empezado a aparecer en público sin las gafas.


Bitcoin, para cibercriminales. «Se suponía que 2014 iba a ser el gran año para Bitcoin», señala Regalado. Sin embargo, su valor ha caído un 62% desde enero de 2014 y «se está utilizando para mover el mismo dinero que el año anterior». Pero lo que es peor: «Está atrayendo a los especuladores y se ha convertido en la forma de pago entre los cibercriminales profesionales». «Bitcoin tiene defensores apasionados, pero una moneda que usa poca gente no puede calificarse de éxito», concluye.

iPhone 6 sin zafiro. El iPhone 6 no incluye las pantallas superresistentes de zafiro que Apple esperaba. El gigante gastó euros 850 millones de euros en crear una fábrica para producirlas. Contrató a GT Advanced Technologies para ello, pero ésta no tenía experiencia industrial. ¿El resultado? La empresa está actualmente en bancarrota.


MANUEL LORENZO