Jan 3, 2015

El avión de AirAsia siniestrado no tenía autorización para volar el domingo

(Bangkok, 3 de enero. EFE).- Indonesia ha indicado que el avión de AirAsia accidentado no tenía autorización para volar el pasado domingo, por lo que ha suspendido la ruta hasta que finalice una investigación, informó hoy la prensa local.

El Ministerio de Transporte precisó que el vuelo QZ8501 entre la ciudad de Surabaya y Singapur tenía autorización para volar el lunes, martes, jueves y sábado, pero también lo estaba haciendo sin permiso los domingos, según el canal de televisión Channel News Asia.

El Boeing 320-200 de AirAsia, con 162 personas a bordo, despegó de Surabaya, en la isla de Java, el 28 de diciembre y tenía previsto aterrizar unas dos horas después en Singapur, pero se estrelló en el mar de Java a medio camino.

En un informe, la Agencia Indonesia de Meteorología, Climatología y Geofísica señaló que la causa más probable del accidente fue un daño en el motor causado por formación de hielo al atravesar una nube, aunque las autoridades aún buscan las cajas negras que expliquen lo ocurrido.

Los servicios de rescate han localizado con radares dos grandes objetos de 7 y 9 metros de largo en el fondo marino y tratan de confirmar con un vehículo submarino no tripulado si pertenecen al avión de AirAsia.

No se han encontrado supervivientes en la búsqueda, en la que participan decenas de barcos y aviones de Estados Unidos, Australia, Rusia, China, Malasia e Indonesia, entre otros países.

Hasta el momento, han recuperado 30 cadáveres, algunos aún atrapados en sus asientos, en el mar de Java, entre la isla de Borneo y la de Java, así como algunas piezas del avión y restos del equipaje.

La aeronave transportaba 155 indonesios, tres surcoreanos, un británico, un francés, un malasio y un singapurense, entre 155 pasajeros y una tripulación de 7 personas.

El piloto llamó a la torre de control en Indonesia cuando sobre volaba el mar de Java por el sur de Borneo y solicitó permiso para virar a la izquierda y subir desde los 32.000 pies de altitud (9,76 kilómetros) hasta los 38.000 (11,59 kilómetros) para eludir una tormenta.

La torre de control aprobó el viraje en el momento pero cuando unos minutos después llamó al piloto para aprobar un ascenso, solo hasta los 34.000 pies, no pudo establecer contacto.

Indonesia lanzó una operación internacional de búsqueda y rescate, a la que se fueron sumando países, que no descubrió hasta el martes que el avión se había estrellado en el mar de Java.

La aerolínea de bajo coste Indonesia AirAsia es una filial del grupo malasio AirAsia, uno de los líderes en el Sudeste Asiático y que hasta el momento no había sufrido un accidente de gravedad.