Jan 11, 2015

Aquí van 21 cosas que nos tienen que dejar de importar en 2015

1. Limpiezas con jugos depurativos. Hay que llamar al pan, pan y reconocer que lo de la limpieza tiene más que ver con una rápida pérdida de peso que con una cuestión de salud. Si ese es tu objetivo, hay formas más saludables y duraderas… Y con alimentos sólidos.

2. Llevar calcetines parejos. Un día encontraremos la tierra de los calcetines perdidos. Pero hoy no es ese día.

3. Hacer planes con gente a la que en realidad no quieres ver o hacer cosas que no quieres hacer. Las relaciones por obligación no son buenas en ningún caso. Aunque te haya invitado alguien a quien adoras, si preferirías comerte tu propia mano antes que salir de fiesta, puede que sea mejor decir que no.

4. Las personas que no entienden la importancia del feminismo de Beyoncé. ¡Bye, bye!

5. Preocuparse por encontrar a la persona adecuada. Preocúpate más por hacer cosas divertidas y no por el estatus de soltero.

6. Romper Internet. Si no está roto, ¿por qué romperlo?

7. Conseguir miles de me gusta en Facebook/Twitter/Instagram. Guárdate esa tostada con aguacate y esas bonitas puestas de sol para tu propio deleite. Y al infierno los me gusta.

8. Cualquier cosa que diga Princeton Mom. Las chicas solteras no necesitan su "conversación sin tapujos". Ni víctimas de violaciones ni ninguna mujer.

9. El miedo a perderse algo (FOMO, en inglés). Mejor concéntrate en disfrutar de verdad las cosas que estás haciendo en ese momento.

10. Avergonzarse por llevar pantalones de yoga en público. ¡Es que son cómodos!

11. Perder esas últimas cinco libras. Hay muchas cosas que saben mejor que la delgadez.

12. Ponerse zapatos incómodos. Ir cojeando de dolor hace cualquier experiencia mucho menos agradable.

13. Preocuparse porque tu relación amorosa no cumple todos los requisitos de las listas de "179,000 formas de saber que eres la pareja perfecta" que circulan por Internet.

14. Sentirse culpable por irse temprano a la cama. El amor verdadero significa no tener que pedir perdón por tus ciclos naturales de sueño.

15. Sentirse culpable por quedarse en la cama hasta tarde el fin de semana. Claramente, nos encanta dormir.

16. No aparecer tal y como tus amigos y familiares (bienintencionados) piensan que deberías ser. Si hay algo por lo que haya que manifestarse, ya te motivarás.

17. Comer alimentos sin gluten. A menos que seas celíaco, claro está.

18. Planear algo *~#épico~* para todos los cumpleaños. Trata de llevar una vida sencilla. Tomarse algo en un bar o hacer una barbacoa al aire libre puede ser tan divertido (o más) que pagar una cena cara para 28 personas seguida por otras cinco actividades complejas.

19. Dar más pasos al día en Fitbit que tus amigos de Fitbit. El ejercicio es maravilloso para la salud física y mental. Mejor usarlo como motivación que para competir o vencer a tus amigos.

20. Personas que no dan un pepino por ti. Una vez más… ¡bye, bye!

21. Intentar hacer feliz a todo el mundo todo el tiempo. Haz lo que puedas y ahórrate el resto. Tampoco está mal que dediques algún rato a tu felicidad.