Dec 11, 2014

#LoMejorEstáPorLlegar

“Nunca he escondido mi profunda admiración por Ayrton Senna, mi piloto favorito, mi ídolo en la pista, mi referencia”.

“Aún recuerdo, cuando era niño, los pósters en el armario, los coches de juguete con los que soñaba con emular algún día a Ayrton, el kart que mi padre construyó para mi hermana mayor y que acabó enamorándome a mí. Aquel kart llevaba los colores de una alineación mítica en la historia de la Fórmula 1: McLaren-Honda. La misma a la que tengo el honor de unirme para disputar los próximos mundiales de Fórmula 1″.

“Me uno a este proyecto con muchísima ilusión y determinación, sabiendo que requiere de algún tiempo para conseguir los resultados a los que aspiramos, algo que no supone ningún problema”.

“A lo largo de este último año he recibido varias ofertas, alguna de ellas realmente tentadora, teniendo en cuenta las prestaciones actuales de alguno de los interesados. Pero hace más de un año que desde McLaren-Honda se pusieron en contacto conmigo y me ofrecieron formar parte, de una manera muy activa, de este regreso de aquella unión, McLaren-Honda, que dominó la escena durante tanto tiempo”.

“Su reiterado y expresado deseo, constancia y determinación a la hora de intentar que me uniera a ese ilusionante tándem, han sido algunos de los principales factores que han hecho que tome esta decisión, sin olvidar el más importante de todos: compartimos un objetivo y unas expectativas comunes, y hay un futuro sólido, con garantías, por delante”.

“He estudiado todo en profundidad, junto a los altos cargos de McLaren y de Honda; he visto sus fantásticas instalaciones de Reino Unido y Japón y tengo claro que, juntos, McLaren y Honda están en el proceso de comenzar lo que seguro será una unión larga y exitosa. Mi intención es entregarme al 100% para ayudar a que suceda exactamente eso”.

“Finalmente, quiero agradecer la persistencia de los que tanto han peleado porque esto se hiciera realidad. Haré todo lo que esté en mi mano por corresponderles, a todos y al equipo, partiendo de una fórmula que siempre ha funcionado: esfuerzo, sacrificio, constancia y fe”.

“Tenemos tiempo, tenemos ilusión y contamos con los recursos necesarios. Que vuelva el mito: ese es nuestro reto”.