Dec 14, 2014

7 formas de disfrutar más y gastar menos esta Navidad

Esta Navidad toma un camino diferente, ahorra y disfruta con tus seres queridos siguiendo estos simples consejos

El mes de diciembre siempre es caótico: fiestas, celebraciones, regalos, la ocasional boda, el festival escolar... ¿Cómo hacer que rinda el tiempo y el dinero para todo?

Aunque no existe tal cosa como la Navidad perfecta existen ciertas cosas que puedes hacer para lograr estresarte menos, gastar poco y ser muy feliz junto con tu familia y amigos.

PLANEA

La clave está en sentarte el primer día del mes (o los últimos días del mes anterior) y revisar tu calendario. ¿Qué tienes que hacer? ¿A dónde tienes que ir? ¿Qué regalos son esenciales? Determina prioridades al momento de planear. Haz un presupuesto considerando cuánto dinero tienes para gastar y en qué necesitas gastarlo. Considera planear tus menús con anticipación: ¿qué vas a dar de comer? ¿qué vas a dar de cenar? ¿tienes alguna reunión? Planear los menús te evitará comprar ingredientes de más.

CONSIÉNTETE

En esta época donde el tiempo vale oro, regálate un día a la semana para ti. Disfrútalo con tu familia y contigo mismo. Incluso si alguien te quiere poner un evento para ese día (¡lo cual SEGURO va a pasar!) trata de declinar la invitación diciendo que tienes otros planes. ¿Recuerdas el tema de la prioridad que hablábamos antes? Dáselo a ti y a tu familia.

BÁJALE A LOS REGALOS

Contrario a lo que la mercadotecnia te haya hecho pensar, los niños NO necesitan recibir un montón de regalos para ser felices. ¡Al contrario! Mucho regalos resultan en niños sobre estimulados y poco satisfechos. Pídeles que elijan un regalo que les guste mucho y trata de dárselo. Lo disfrutarán tanto como deben, serán felices y estarán satisfechos.

HÁGALO USTED MISMO

Pon tu mente a girar y echa a volar la imaginación. Crea increíbles regalos siguiendo tutoriales que están por todo el internet con increíbles ideas para decorar tu casa o hacer tus propios regalos. Enséñales a tus hijos a hacer lo mismo. ¡Recuerda que un regalo del corazón es más valioso que el regalo más caro!

ALÉJATE DE LAS OFERTAS

Aunque pueda parecer extraño, las ofertas están hechas pensando en que entrarás a la tienda por la oferta y terminarás comprando algo que no estaba en tu lista o presupuesto. Evita al máximo esta situación.

DONA TIEMPO

Como lo decía antes, lo más valioso que hay en esta vida es tiempo. Dona un poco del tuyo a personas que lo necesiten. Puedes ofrecerte a participar en entregas de regalos para niños de escasos recursos, para llevar comida o ropa a familias a quienes les hace falta, a contar cuentos, organizar rifas o cualquier otra cosa que pueda ayudar a gente necesitada. No te olvides de involucrar a tu familia en el proceso. Verás lo bien que les hará sentir el dar algo al prójimo.

ELIMINA LO QUE NO ES ESENCIAL

Todo aquello que haces solo por el qué dirán o porque tus amigos, primos o vecinos lo hacen. ¿Realmente es necesario comprar regalos para todas las personas que conoces? ¿U hornear cuatro postres diferentes para la cena de Navidad? Recuerda que esta época es para disfrutar con tus seres queridos y es el mejor momento para aplicar el famoso dicho: menos es más.

@GabyLCorsalini