Oct 8, 2014

¿Por qué 'Bailando' ha sido la canción del verano?

¿Qué 'ingredientes' debe tener un tema para que consiga llegar a ser canción del verano? ¿Por qué unas sí y otras no? Analizamos con dos periodistas musicales el 'pelotazo' de Enrique Iglesias.
Ha sido el tema estival sin discusión. Y así lo prueba una lista elaborada por Deezer, una plataforma de música en streaming, en la que 'Bailando' se sitúa en el número uno de lo más escuchado. Este tema ha sido el favorito para los usuarios (de ambos sexos) españoles de entre 18 y 50 años. Pero, ¿la canción del verano nace o se hace?

«Hay una serie de canciones que los sellos intentan promocionar desde primavera. Por ejemplo, este año, Shakira. Pero de esas, solo unas pocas tienen los elementos que hacen que le guste a la gente. El proceso se empieza desde arriba, pero es la base, el pueblo, el que decide», opina Darío Prieto, periodista musical en El Mundo. «Con meter un tema hasta en la sopa no basta. El techo de la canción del verano es muy alto, mucho más alto de lo que una campaña de marketing puede programar o adivinar», argumenta Sebas Alonso, director de la revista musical Jenesaispop.

Lo cierto es que intentar explicar por qué una canción te hace bailar (y punto) es casi imposible. Es como intentar probar científicamente por qué la inmensa mayoría ama el chocolate. Si te gusta, te gusta y te jod**. A pesar de ello, son muchas las personas que se niegan a reconocer que un tema 'facilongo' como el de Enrique Iglesias les dé más ganas de moverse que una de los Rolling Stones.

«Siempre he pensado que hay que salvar a la música de los melómanos. Me acuerdo de la primera vez que escuché 'Bailando', me pareció el horror. Era como si me diera caries en los tímpanos. Ahora bien, la escuché yo solo en un CD. Pero luego la he oído todo el verano, rodeado de gente o en pareja, con alcohol o sin él, y he aprendido a disfrutarla», reconoce Darío Prieto. «Aparte, creo que se olvida que hay canciones que son tan 'malas' que son buenas.  Pero claro, los puristas, melómanos o críticos musicales sólo reaccionan (reaccionamos) cuando llega Hot Chip y se marcan una versión del 'Loba' de Shakira», añade.

Por su parte, el director de Jenesaispop asegura que la expresión "guilty pleasure" (placer culpable) está en extinción, lo cual le parece «una buena noticia». «Los premios Grammy y los Mercury han nominado a gente como Katy Perry o las Spice Girls. Parece que hay más vergüenza en las calles por reconocer un buen tema pop que entre la crítica musical más erudita», apunta.
La fórmula del éxito

El informe de Deezer aporta otras joyas que no pasan desapercibidas. Si fragmentamos el público, se ve que los usuarios de menos de 18 años prefieren al dúo Gemeliers y a David Guetta. De los 18 a los 49, la preferencia mayoritaria es la canción de Enrique Iglesias, pero también otros artistas como Romeo Santos o David Bisbal. Y a partir de los 50, el público es fiel a Iglesias, pero al padre.

La pregunta es: ¿qué 'ingredientes' debe tener un tema para que consiga llegar a ser canción del verano? «Está claro lo que la gente busca: canciones hedonistas, luminosas, bailables, para pasarlo bien… Temas políticos, depresivos y oscuros están prohibidos», señala Sebas Alonso. Por su parte, para Darío Prieto, la respuesta a esta pregunta es como la clave de la fórmula de la Coca-Cola: «Se saben los ingredientes y la proporción de los mismos, pero el secreto es cómo mezclarlos». Aunque, por supuesto, según él pasa por «una letra simple y pegadiza, un ritmo bailable y buena ración melódica».

El consejo es que no te aguantes las ganas de bailar. Y para ello, aquí te dejamos una playlist con los temas más escuchados del verano. Don't keep calm, just dance.

Maria Tejero - Gonzoo