Oct 27, 2014

Katy Perry hará el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl XLIX

Porque dice la NFL que necesitan a alguien con carisma y que sea una apuesta segura para toda la familia. Y es que entre tanto conflicto, escándalo y polémica por las acciones de algunos de sus jugadores y, sobre todo, por la reacción de la Liga, había que intentar salvar algo.
Este, definitivamente, no es el año de la NFL, la Liga Nacional de Football (Americano). Que entre sus jugadores que golpean a sus hijos y sus mujeres hasta dejarlos inconscientes y sus lamentables reacciones y falta de castigo sobre ellos, sumado a una serie de peticiones para que los artistas más aclamados, como Coldplay o Rihanna, pagaran para actuar en el entretiempo del Super Bowl, o el evento deportivo más mediático del país, su estatus ha sido tambaleado, como mínimo.

Bien, sabrán que Rihanna no habría actuado ni porque ellos le pagaran a ella. No luego de que la cantante arremetiera contra la Liga y la cadena NBC, cuando decidieron no usar su canción como introducción a los juegos del jueves por la noche (Thursday Night Football), ya que consideraban que era “desafortunado el momento”, con sus jugadores maltratadores y RiRi siendo una reconocida víctima, no, sobreviviente, de la violencia de género.

La NFL considera que Katy Perry es la elección más segura en un momento de tanta exposición. Y es cierto, Perry es una cantante con mucho carisma, una enorme base de seguidores, y que ha sabido mantenerse lejos de escándalos. Sus excentricidades no sobre pasan la barrera de lo divertido/artístico (Es decir, no llega a Lady Gaga). Esos sí, la semana pasada, en una visita a ESPN por un evento de football americano colegial, la estrella confesaba que “No soy el tipo de chica que pagaría por tocar en el Super Bowl“.

Las más recientes actuaciones del Super Bowl han corrido a cargo de Madonna (2012), Beyoncé (2013) y Bruno Mars (2014)