Oct 21, 2014

Ferrari, a juicio tras supuestamente apropiarse de la página de Facebook creada por un fan

 
En junio de 2008, poco después de que Facebook introdujera las páginas, un padre suizo y su hijo decidieron crear una bajo el título "Ferrari Fan Page". En menos de un año, dicha página ya había conseguido más de 500.000 seguidores. Viendo el éxito, desde Ferrari intentaron replicar el modelo pero consiguiendo resultados muchos más discretos. ¿Qué hicieron entonces? Reclamar a Facebook, que añadió a un empleado de la marca de coches de lujo como administrador.

Así lo cuentan los dos administradores afectados en una demanda contra Ferrari y contra el propio Facebook, al considerar que les han traicionado. Después de recibir un co-administrador que no habían solicitado, Ferrari ofreció a los ahora demandantes el colaborar con la marca a administrar su página. Ellos aceptaron, pero en 2013 fueron eliminados sus privilegios como administradores.

Al ver que se quedaban sin la página que habían creado, los hasta entonces administradores decidieron llevar a Ferrari ante los tribunales. Fue entonces cuando, siempre según lo que cuentan los demandantes, Ferrari les quitó definitivamente el acceso y les acusó de violar la propiedad intelectual de la marca pese a que la propia compañía les había pedido que utilizasen los logos oficiales en su fanpage.

Pérdida de otra página sobre Fórmula 1
La cosa se pone peor aún, y es que los dos usuarios suizos poseían también una página sobre Fórmula 1, a la que en su día también se añadió un administrador de Ferrari sin permiso. Propusieron cambiarle el nombre para reflejar la actualidad de la escudería Ferrari y aceptaron. Cuando comenzó la polémica, los demandantes intentaron cambiar de nuevo el nombre a algo más genérico, pero Ferrari les demandó de nuevo por violar su propiedad intelectual y Facebook les cerró la página.

En este caso el asunto es aún peor, ya que los demandantes creen que Facebook pasó sin su permiso los seguidores de esta página a otra que Ferrari acababa de crear y que, de la noche a la mañana, apareció con miles de fans. Algo parecido ocurrió con la página personal de uno de ellos, que fue suspendida sin previo aviso, algo que desde Facebook aseguraron que era culpa de "hackers". En definitiva, todo un culebrón en el que, si lo que dicen los afectados es cierto, Ferrari lleva todas las de perder.

Recordemos que Facebook permite crear páginas de fans siempre que éstas no simulen ser las oficiales. "Ferrari Fan Page" no es simular ser oficial. Además, eso de añadir un administrador sin permiso de la propia página... bueno, digamos que no es algo demasiado legal. De momento, eso sí, Ferrari no se ha pronunciado y hay que esperar a ver qué dice el juez.

Vía | Ars Technica