Sep 25, 2014

Un empresario brasilero va a enterrar su auto de lujo en su casa para "usarlo en otra vida"

Se trata de un Bentley último modelo valuado en casi medio millón de dólares. "Voy a hacer lo mismo de los faraones", posteó en su perfil de Facebook.

La idea es rara y fuera de lo común. Un excéntrico empresario brasilero va a enterrar a su auto Bentley convertible en el patio de su gigante mansión para "asegurarse" de que lo va a poder usar "del otro lado" cuando muera.

"Decidí hacer lo que hacían los faraones: esta semana voy a enterrar a mi coche favorito, el Bentley, ¡aquí en el jardín de casa!", escribió en su perfil de Facebook el "Conde" Francisco Chiquinho Scarpa, de 62 años.

    Su idea tiene fundamento en lo que hacían los faraones de Egipto: enterraban todas sus riquezas y pertenencias junto a ellos para poder "retenerlos" en la "otra vida".

El Bentley negro Flying Spur que tiene Scarpa, último modelo, es uno de los coches más caros del mercado y está valuado en casi 500 mil dólares. La bizarra ceremonia del "entierro" se va a realizar en su propio jardín de su mansión de uno de los barrios más ricos de San Pablo.