Sep 3, 2014

Rik Indio definitivamente rompe el molde de lo establecido

Cadencia, sabor, fuerza y sensualidad en una sola voz que parece no cuadrar con una imagen de hombre rudo, con mil historias tatuadas no solo en la piel. Uno de los intérpretes que desde el primer momento refrescó lo conocido en salsa romántica, salsa pop y balada pop con un toque único que le valieron ser nominado a Revelación Tropical del Año 2009 en Premio Lo Nuestro.
El 2007, Rik Indio sorprendió a la saturada industria de la música con su disco debut “Taíno de Puerto Rico para el mundo” y temas como Quiero amar a otra y “Cómo sería”, que escalaron a las primeras posiciones en Billboard. Hoy, está de regreso con una propuesta más madura, intensa y personal.

Su nombre artístico es la síntesis étnica y cultural de Puerto Rico, donde están sus raíces y donde se unen blancos, negros y taínos, tambores, congas y claves, tal como en la música que interpreta. Su nombre real, Ricardo Ramos, con una historia tan ligada a Puerto Rico como a Patterson, New Jersey, donde ha pasado la mayor parte de su vida.


Hijo y sobrino de intérpretes de música tradicional puertorriqueña. Su padre grabó cuatro discos en este género y fue él quien lo empapó de la pasión por las notas y las letras románticas. “La primera canción que recuerdo haber cantado junto a mi papá es La última copa. La canté cuando yo tenía unos ocho años,” recuerda. Su adolescencia entre Patterson y el pequeño pueblo El Duque en Puerto Rico mestizaron sus influencias entre lo urbano “neoyorican” y lo clásico, con sabor a pasado.

A los 19 años conoció al destacado salsero Domingo Quiñones en un club de Nueva York y le pidió que lo escuchara cantar. Quiñones supo descubrir el potencial que había en Rik Indio y sin más preámbulos lo introdujo a la industria para que iniciara su propio proyecto. Tres días después de su encuentro, estaba en un estudio grabando su primer disco, el cual nunca salió a la calle, pero tuvo el suficiente impacto en él para sentenciarle que su camino estaba en esa dirección.

Durante nueve años, Rik Indio batalló contra innumerables obstáculos, entre estos, un gravísimo accidente que casi le costó la vida y lo mantuvo postrado durante cuatro años, más una larga y dolorosa recuperación. Rik Indio no solo se recuperó por completo, sino que contra todo pronóstico, tres cirugías y piezas metálicas en su cuerpo, se convirtió en un ejemplo de vida sana y deportiva.

Participó del tributo a Héctor Lavoe producido por el desaparecido productor musical Ralph Mercado, en el que pudo compartir tarima con varias leyendas de la salsa como Willie Colón, Oscar de León, Cheo Feliciano, Ismael Miranda, La India y Domingo Quiñones. También fue invitado al famoso Desfile Puertorriqueño de la 5ta Avenida en Nueva York, entre otros eventos.

Su primer sencillo “Quiero amar a otra”, de su disco debut “Taíno de Puerto Rico para el mundo”, escaló rápidamente las carteleras y logró ubicarse en el puesto # 6 de Billboard Hot 100, en séptima posición en BDS (que mide las emisiones radiales a través de Estados Unidos) y en cuarta posición en radio Zol de Miami. Su segundo sencillo “Cómo sería”, también escaló las posiciones en radios tropicales de todo el país, llegando al puesto número 8 de Billboard.

Fue invitado a los principales programas de televisión y su historia apareció en diarios y revistas de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. Participó en Operación Esperanza para Haití, concierto organizado por miembros del exclusivo círculo que maneja la industria del entretenimiento en Miami, encabezado por Estefan Enterprises y Ted Lucas, entre otros.

En los últimos años, Rik Indio decidió dejar su carrera en espera para dedicarle tiempo a su familia, la cual desde el 2007 batalla unida contra el agresivo cáncer que afecta a una de sus hermanas. Otras dos hermanas ya han fallecido víctimas de la misma enfermedad. Por otro lado, debió someterse nuevamente a una cirugía como consecuencia del accidente sufrido años atrás.

Con tiempo, nuevas y duras experiencias encima, Rik Indio ha vuelto a los estudios de grabación con el mismo ímpetu y el mismo equipo que lo acompañó en su primer disco: el destacado compositor Jorge Luis Piloto (Luis Enrique, Gilberto Santa Rosa, Jerry Rivera, Rubén Blades), el productor Junito Dávila (Víctor Manuelle, DLG, Jerry Rivera) y el cantante y coach vocal Gianko Gómez, entre otros.

Juntos afinan el segundo disco de Rik Indio, del cual se desprende El tiempo sin ti como primer sencillo. Una intensa y profunda balada escrita por Jorge Luis Piloto que habla sobre la árida sensación de vacío, pérdida y desesperación cuando no se está con la persona amada. Y todo ese caudal de deseos y planes para un soñado encuentro que puede ser que nunca vuelva a ocurrir. Un tema con el que seguro todos se sentirán identificados.

Lo nuevo de Rik Indio, una apuesta más cercana a la balada y al pop, que dejará fluir todo ese mundo interior que hasta hoy, sus seguidores solo conocen a través de decenas de simbólicos dibujos en su piel.