Sep 4, 2014

De un accidente cerebral a un paro respiratorio, ¿qué le ocurrió a Cerati?

El músico Gustavo Cerati falleció este jueves luego de estar cuatro años en un estado de coma inducido tras sufrir un accidente cerebrovascular. La razón última de su fallecimiento fue un paro respiratorio.

Un paro respiratorio es seguido de un paro cardíaco por lo que se detiene la circulación de la sangre y del suministro de oxígeno al cerebro casi de manera simultánea, una situación que pone en riesgo de muerte a los pacientes, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos.

Cerati, de 55 años, se encontraba hospitalizado en una clínica de Belgrano en Buenos Aires, Argentina conocida como ALCLA donde era asistido con un respirador artificial por una infección respiratoria, de acuerdo con medios locales.

Los paros respiratorios son ocasionados por enfermedades pulmonares, asma, paros cardíacos, asfixias, lesiones cerebrales, desórdenes metabólicos, ataques al corazón y problemas en los latidos, entre otras causas.

En mayo de 2010 Cerati padeció un “evento vascular isquémico”, con “afasia de expresión y problemas para hablar”, luego de un concierto en Venezuela. El motivo según los partes médicos de ese entonces fue “una fuerte subida de la presión arterial”.

Un accidente cerebrovascular se produce cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro es interrumpido debido a que un vaso sanguíneo se bloquea o rompe. La hipertensión es un factor que fomenta estos problemas.

Inmediatamente fue sometido a una cirugía para disminuir la presión del flujo sanguíneo en el cerebro luego de encontrarse que este accidente había producido un daño “relativamente extenso”, de acuerdo con Ramón Leiguarda, el especialista en rehabilitación de pacientes con daños cerebrales que atendió a Cerati tras el accidente.

Tras la operación, Cerati entró en una etapa de coma inducido en el que los especialistas esperaban la recuperación cerebral del artista. En este estado la actividad cerebral se reduce al mínimo, casi como si fuera un sueño profundo, a través del uso de fármacos.

En los pacientes en coma inducido existe registro de actividad cerebral que se puede detectar con herramientas como los electroencefalogramas. Según familiares del artista, cerati mostraba signos de conciencia.

Cerati permaneció los cuatro años con asistencia respiratoria mecánica y sin presentar complicaciones o enfermedades derivadas de su estado de salud, según comunicados de la familia.

En el estudio Prognosis of medical coma publicado en el diario de Neurología, Neurocirugía y Psiquiatría en 2001 se indica que alrededor de 10% de los pacientes pueden salir de esta condición.

“Entre más tiempo pase un paciente en coma, menos son sus probabilidades de recuperarse y es más probable que entre en un estado vegetativo o muera”, asegura el estudio.
via (CNNMéxico) —