Aug 17, 2014

Un asteroide podría acabar con la vida en la Tierra en el año 2880

La vida humana tal y como la conocemos podría tener los días contados a la espera del impacto de un gigantesco asteroide que se aproxima a la Tierra y que los expertos aún no saben cómo evitar, según revela un estudio de la Universidad de Tennessee (UT). La fecha que han fijado para tamaña destrucción es el 16 de marzo de 2880, publica abc.es.
Los investigadores han visto que la roca gira sobre sí misma rápidamente por lo que creen que debería romperse en trozos antes de alcanzar la Tierra, cosa que, sin embargo, sigue sin suceder mientras se acerca hacia nuestro planeta. Los estudiosos consideran que se mantiene entera gracias a unas fuerzas cohesivas entre partículas conocidas como Van Der Waals.

El equipo de la UT ha descubierto que el asteroide, denominado 1950 DA, mide unos mil metros de diametro y tarda en dar una vuelta sibre sí mismo dos horas y seis minutos. Los estudiosos creen que, con este ritmo, debería haber empezado a dar muestras de empezar a desintegrarse, lo que no ha sucedido.

El profesor Ben Rozitis explica que «entender lo que hace que este asteroide se mantenga entero podría ayudarnos a crear una estrategia de cara a evitar posibles impactos futuros». Mientras tanto el asteroide se dirige a nuestro planeta a una velocidad de 15 kilómetros por segundo y cuya trayectoria fija un punto en el Océano Atlántico como punto de impacto que, de llegar a producirse, sería comparable con la explosión de 44.800 megatones de dinamita.

El estudio, publicado en el último número de la revista Nature y firmado por Rozitis, Eric MacLennan y Joshua Emery, del Departamento de Ciencias de la Tierra y los Planetas, revela que algunas técnicas, como forzar una colisión con otro objeto gigante, no haría sino empeorar la situación.

Este asteroide fue visto por primera vez en 1950 pero desapareció durante más de medio siglo, hasta el 31 de diciembre de 2000 y, aunque resulta imprescindible desviar su trayectoria o destruirlo, los investgiadores creen que, con los cientos de años que nos separan del letal evento, seguramente encontrarán la solución a tiempo.