Aug 4, 2014

Mujeres Obispos?

La Iglesia de Inglaterra da un paso más en su batalla por lograr la igualdad entre sus eclesiásticos hombres y mujeres. El máximo órgano ejecutivo de esta confesión ha aprobado que las mujeres puedan a partir de ahora ostentar el cargo de obispos.
La disparidad en el acceso a los puestos de trabajo de hombre y mujeres es una realidad que todavía se perpetúa en el mundo. Esta disyuntiva también se reproduce en la mayoría de las religiones, en las que la figura femenina está relegada y discriminada a un segundo puesto.

La Iglesia de Inglaterra se desliga ahora de este ideario de discriminación tras aprobar en una votación histórica en el seno del sínodo general el acceso de las mujeres al rango de obispos. De esta forma, esta confesión da un nuevo paso en pro de la igualdad de género, camino emprendido en 1994 cuando se materializó la ordenación de las primeras sacerdotisas.

La iniciativa ha sido aprobada en una votación celebrada en el norte de Inglaterra por los miembros que componen las tres cámaras que integran el órgano ejecutivo de esta iglesia: laicos, clérigos y, por último, obispos.

El Comité eclesiástico del Parlamento británico deberá votar la propuesta y convertirla así en ley el próximo noviembre, aunque se prevé que la intención de voto de los parlamentarios vaya en sintonía con la alcanzada en el seno de esta confesión. Está previsto que la ordenación de las primeras obispos se haga efectiva en 2015.

“Espero y confío en que el voto siga adelante y me alegro por ello, pero también me alegro de que prometamos buscar el florecimiento en la Iglesia de todos aquellos que no están de acuerdo", ha señalado el arzobispo”, declaraba tras la votación Justin Welby, arzobispo de Canterbury, máxima autoridad de esa confesión protestante por detrás de la reina de Inglaterra.

Con este hito histórico, la Iglesia de Inglaterra se une a otras provincias de la Comunión anglicana que ya permiten el acceso de las mujeres al episcopado, entre ellas Estados Unidos, Canadá, Australia Sudáfrica y nueva Zelanda.

El primer ministro David Cameron se mostró favorable y satisfecho con la decisión adoptada por esta confesión cristiana. También su número dos, el liberal demócrata Nick Clegg quien aseguró que se trata de un punto de inflexión para la Iglesia de Inglaterra y “un enorme paso adelante para hacer una sociedad más justa”.

El intento de materializar la medida no es nuevo. En 2012, el sínodo general bloqueó una tentativa de aprobar esta misma normativa por seis votos del sector laico en contra. Así, después de años de discrepancias, las mujeres obtienen su lugar en la pirámide anglicana y su reconocimiento como eclesiásticas válidas, capaces de desempeñar las mismas funciones que sus homólogos varones.
 
via fucsia