Aug 3, 2014

Ciudad de Ohio no tiene agua potable

TOLEDO, Ohio.— Largas filas se formaron en los centros de distribución de agua y el líquido embotellado se agotó rápidamente de los anaqueles de las tiendas después de que la cuarta ciudad más grande de Ohio dijo a sus residentes que no debían beber de su suministro contaminado por toxinas, posiblemente de algas en el lago Erie.
La advertencia en la práctica cortó el suministro de agua a 400.000 personas en Toledo, la mayoría de sus suburbios y algunas áreas en el sureste de Michigan.

A los preocupados residentes les dijeron que no debían beberla, cepillarse los dientes o lavar los platos con el agua, y procedieron a vaciar los estantes de las tiendas y esperar por horas para la entrega de agua embotellada desde otros lugares de Ohio, mientras que el gobernador declaró el estado de emergencia.

El gobernador John Kasich aseguró que las agencias estatales están trabajando para llevar agua y otros suministros a las áreas alrededor de Toledo, al tiempo que ayudan a los hospitales y otros negocios afectados. El estado también está haciendo planes para hacer más entregas si el problema del agua se demora en resolverse, dijo.

“¿Qué es más importante que el agua? El agua es la vida”, dijo Kasich. “Sabemos que es difícil. Sabemos que es frustrante”.

El gobernador dijo que era demasiado pronto para saber cuánto tiempo durará en vigor la advertencia o qué causó que las toxinas se dispararan de repente en el agua potable.

“Nosotros realmente no queremos especular sobre esto”, Kasich dijo a The Associated Press. “Cuando se trata de esta agua, tenemos que ser muy cuidadosos”.

| Por JOHN SEEWER