Jul 9, 2014

Un aficionado reclama 7,3 millones por aparecer dormido en un partido de béisbol

Andrew Robert Rector no sospechaba el pasado 13 de abril que se convertiría en la estrella del partido de béisbol Yankees-Red Sox, retransmitido en directo por el canal deportivo ESPN. El aficionado neoyorquino no debió de encontrar el partido suficientemente emocionante y sucumbió a alguna cabezada durante el tiempo de juego, que en estos deportes suele superar las cuatro horas debido a las múltiples interrupciones.
Las cámaras captaron el momento en que Rector echó su improvisada siesta en la grada (detrás de él, otra espectadora bosteza) y los comentaristas comentaron la jugada en tono jocoso, mientras el realizador volvía una y otra vez sobre su imagen. Molesto por las burlas, el espectador ha demandado a la ESPN, a la Major League Baseball (MLB), al presentador Dan Shulman y al exjugador y comentarista John Kruk, a quienes pide un total de 7,3 millones de euros (10 millones de dólares) por daños y perjuicios.


El caso no tiene demasiados precedentes conocidos, aunque se sabe de una espectadora de un partido de golf patrocinado por Playboy que reclamó 500.000 dólares por lesiones tras ser golpeada con un palo de golf en el trasero.

Según informa The Hollywood Reporter, Andrew Robert Rector asegura que sufrió además un brusco despertar cuando se dio cuenta de que su siesta era el centro de todas las miradas durante el cuarto tiempo del partido, de máxima rivalidad. Rector, de 26 años, arguye que Shulman y Kruk le dedicaron «un aluvión de palabras de desprecio», entre las que el aludido destaca «gordito, bobo y estúpido».

Los dos comentaristas, que suelen hacer frecuentes bromas entre ellos, muchas veces relacionadas con la comida, le dedicaron más de una frase humorística a Rector, que este ha considerado hirientes. «Este no es el sitio más apropiado para dormir. ¿Cómo puede estar cómodo? Probablemente mañana no tendrá ningún problema de cuello», bromeó Kruk. En otro momento, Shulman aumentó el nivel de las chanzas: «A lo mejor el vecino de asiento es su compañero y le gusta mucho más cuando está dormido». También se preguntaron cómo podía dormir con 45.000 personas gritando.

De momento, la cadena de televisión ha preferido no hacer comentarios sobre el caso.

via abc.es