Jul 26, 2014

Los inconvenientes de ser rico

A menos que hayas nacido rico, probablemente en algún momento de tu vida has soñado con serlo.
Ya sabes, riqueza absurda, ganarte la lotería, fantasías de estilos de vida de los ricos y famosos, mansiones con un césped bien cuidado, piscinas enormes, una isla personal, coches deportivos caros, jets privados y, bueno, montones de dinero extra solamente para hacer lo que te guste cuando te apetezca.

¿Qué les pasa a esos pocos con suerte cuyos sueño se ha hecho realidad? Acudimos al sitio internet Quora de preguntas y respuestas para algunos consejos sobre si vale la pena ser rico.

Ser rico es mejor que no ser rico, pero no se acerca a ser tan bueno como te lo imaginas.
La verdad

Sumas adicionales de dinero traen cambios: a veces para bien, o para mal. 
 
leer mas..


Carol Philo vio a sus padres salir de la pobreza y convertirse en millonarios cuando su empresa de imprenta que manejaban desde una habitación de la casa despegó. Con los ingresos les llegó una obsesión por tener más y más.

"Mi mamá se volvió adicta al dinero… Nunca estaba satisfecha", dice Philo, quien añade que con el paso de los años, las relaciones con la familia fueron desapareciendo. "Habiendo visto todo el panorama, diría que estar acomodado vale la pena. Volverte rico, no".

Murat Morrison no puede estar más de acuerdo. Se forró en dinero cuando vendió su empresa camionera a finales de los 90. Dice que una cosa que aprendió le acompañará siempre. "El dinero compra comodidad", dice Morrison. "Comodidad no es felicidad o satisfacción. En pocos años me sentí tan vacío como un tambor. Está bien vivir cómodo, pero es más satisfactorio ser feliz".

La riqueza suele revelar la verdad de las personas, añade Paul Buchheit. "En general, agudiza las características que ya existen", dice. "Si tú eres un patán, tener más dinero te hará probablemente aún más patán. Sin embargo, si tienes un propósito y un significado en tu vida que va más allá de perseguir la zanahoria dorada, el dinero te puede dar la libertad de dedicarte a las cosas que más te importan".

Para Stu Sjouwerman, ese propósito era seguir trabajando. "Trabajé duro durante 15 años y vendí mi empresa de software. Me fui con una suma total en las decenas de millones, y me jubilé durante el asombroso período de… cinco días. Tienes que estar OCUPADO CON ALGO", escribe. "Poco después comencé con mi nueva empresa y me sentí mucho más feliz".
 
via bbc.co