Jul 27, 2014

Japón eleva nivel para subsidios a autos verdes

Japón se dispone a aumentar las exigencias de nivel a los gobiernos que subsidian los autos de emisión cero mientras promete incentivos que podrían superar los $30,000 por vehículo en el caso del primer sedán a hidrógeno de Toyota Motor Corp.

Los reembolsos de Japón podrían superar un total de $29,500 por auto. El primer ministro Shinzo Abe dijo la semana pasada que planea extender subsidios de por lo menos 2 millones de yenes, mientras que la prefectura de Aichi, donde tiene sede Toyota, podría proporcionar alrededor de 1 millón de yenes para compras locales, según Takashi Horibe, especialista en conservación medioambiental y vehicular de la zona.

El apoyo de Japón, el país que tiene la mayor deuda del mundo, superará el nivel de incentivos que China ofrece a los compradores de vehículos eléctricos. Toyota se sumará a Hyundai Motor Co. y a Honda Motor Co. en lo relativo a enfrentar los desafíos de los elevados costos de los autos a hidrógeno y la falta de infraestructura de reaprovisionamiento de combustible.

“Las células de combustible son una de las pocas fronteras en las que Japón puede liderar el mercado”, dijo hoy en entrevista telefónica Thanh Ha Pham, analista en Tokio de Jefferies Group LLC. “Toda nueva tecnología necesita apoyo gubernamental para su popularización”.

Abe dijo durante una visita a la prefectura japonesa de Fukuoka el 18 de julio que el gobierno planea contar con más de 100 estaciones para autos de célula de combustible, si bien no dio un plazo.

Sus declaraciones siguieron al anuncio de un plan gubernamental en junio para el apoyo a la extensión de los vehículos de célula de combustible y el impulso de una industria que se pronostica generará 1 billón de yenes de ingresos para 2030. El gobierno busca reducir los precios de los autos de célula de combustible a alrededor de 2 millones de yenes –después de subsidios- para 2025.

Subsidios gubernamentales

Los subsidios del gobierno de Abe y las prefecturas locales, entre ellas Aichi, aún no se han completado. Toyota dijo el mes pasado que su auto de célula de combustible, que todavía no tiene nombre, saldrá a la venta en Japón a alrededor de 7 millones de yenes.

El total de 3 millones de yenes de incentivos reduciría el precio aproximadamente un 40 por ciento y llevaría su costo al nivel del CT Hybrid de Lexus, que se vende a entre 3.6 millones de yenes y 4.6 millones de yenes, según el sitio web de la compañía.

Los subsidios también superarían el triple del reembolso que se ofrece en la actualidad a los compradores del auto eléctrico i-MiEV de Mitsubishi Motors Corp., que califica para un subsidio de 950,000 yenes en la mayor parte de las prefecturas.