Jul 20, 2014

El nuevo BMW i8




Comienzan a entregar las primeras unidades del nuevo BMW i8, el híbrido deportivo de la marca bávara de automóviles de lujo. Un auto revolucionario al que los alemanes llaman “el carro más innovador que jamás hayamos creado”.

A simple vista se ve sumamente imponente y a pesar de que no está a la altura de potencia y deportividad de otras marcas famosas como el McLaren con su P1 o Porsche con el 918 Spyder, la empresa se ha enfocado en su increíble eficiencia energética, pero la unidad genera en total unos nada despreciables 362 CV y una autonomía de 600 kilómetros.


BMW-i8-13

El sistema inteligente de propulsión eDrive del BMW i8 combina las ventajas del motor eléctrico y del motor de gasolina, como un híbrido enchufable (plug-in), para ofrecer una experiencia de conducción excepcional. Así se consiguen una excelente eficiencia y un extraordinario dinamismo. El potente motor eléctrico de 131 CV está ubicado en el eje delantero. Por su parte, la propulsión del eje trasero corresponde a un potente motor de gasolina de tres cilindros y 1,5 litros BMW TwinPower Turbo con 231 CV y hasta 320 Nm de par. En combinación con el Boost eléctrico del sistema híbrido, este garantiza el típico placer de conducir de un BMW. Estos dos sistemas de propulsión se coordinan para acelerar el BMW i8 de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos, con un consumo de tan solo 2,1 litros cada 100 km y unas emisiones de CO2 de 49 g/km.

BMW-i8-7

Hay tres niveles de equipamiento: «Neso» (de serie), «Carpo» y «Halo». Se diferencian por los colores de los tapizados y recubrimientos del interior, así como por otros detalles estéticos, como el del color del anillo decorativo del volante. La instrumentación se puede ver en una pantalla digital que genera gráficos de diferentes formas y colores en función del modo de conducción activado. De serie en todos los niveles de equipamiento hay un navegador vinculado con el sistema de gestión de energía del carro, de manera que, en función de la ruta introducida, adapta los tiempos de encendido y apagado de los motores a la orografía y condiciones de tráfico previstos para esa ruta.

La batería se recarga principalmente enchufándola. Para una carga del 80% se necesitan menos de tres horas en un enchufe doméstico y menos de dos horas si se emplea el BMW iWallbox, una estación de recarga.

Es o no un automóvil que deseas.

Con información de Km77