Jul 17, 2014

¿Dejarías las redes sociales para ser más feliz?

La relación de muchos usuarios con Facebook puede describirse como complicada cuando aparecen etiquetas en fotos incómodas o surgen discusiones interminables que acaban en enfado con algún contacto. La red más popular ha sido puesta en entredicho por los expertos en muchas ocasiones, tanto por la forma de crear hábitos como por la falta de privacidad en esta era del compartir. La empresa de Zuckerberg tampoco debería estar contenta por el futuro que le auguran. Un ensayo de la Universidad de Princeton, defiende que en tres años, Facebook perderá al 80% de sus actuales usuarios.
 En cualquier caso, Facebook supera más de 1.280 millones de usuarios activos, por eso cualquier movimiento por parte de los de Zuckerberg, revoluciona internet. Eso fue lo que ocurrió hace unas semanas, cuando se descubrió que la red había modificado en secreto su algoritmo de difusión de noticias para así investigar las emociones de sus usuarios. El experimento se produjo entre el 11 y el 18 de enero de 2012 y los resultados se publicaron este año en la Academia Nacional de las Ciencias de EEUU y su objetivo era determinar el "contagio emocional" entre individuos.

Después de la polémica, Just una agencia holandesa de publicidad, ha decidido responder a Facebook y lanzar un experimento que determine cómo de feliz es alguien sin utilizar la plataforma. La propuesta, que lleva el poético nombre de ‘99 días de libertad’, ya cuenta con 22.140 participantes y subiendo. La prueba consiste en abandonar esta red por 99 días y esto significa que no se puede iniciar sesión, por tanto no se podrián enviar mensajes, ni compartir contenidos. La agencia contactará con los participantes en los días 33, 66 y 99 para ver cómo evoluciona el asunto.

RolSocial, una agencia de publicidad española quiso llevar el concepto más allá de Facebook y llevó a cabo junto a la psicóloga Begoña Carbelo y el sociólogo Javier de Rivera el proyecto Desconectados, un ensayo con dos jóvenes, ambos de 29 años, haciéndolos desconectar durante 14 días de todas las redes sociales a las que tuvieran acceso y relatándolo en un diario. Las conclusiones de la prueba son extensas, Rivera reflexiona que « la primera reacción de la gente es decir que es imposible vivir sin esta aplicación de conexión constante» pero después, uno de los sujetos de la prueba acaba defendiendo el uso consciente de las redes: «utilizarlas para mi conveniencia, no que me controlen, sino saber utilizarlas bien».

Ambas propuestas sugieren que se puede ser feliz con un uso moderado de las comunidades virtuales, la psicóloga Carbelo insiste, «un mal uso puede encerrarte en ti mismo». Y tú, ¿serías capaz de abandonar por 14, 33 o 99 días para ser un poco más feliz?