Jul 13, 2014

5 razones poderosas para no consumir enlatados

Dado que el ritmo de vida es cada vez más complicado, la practicidad de la comida enlatada nos resulta bastante atractiva y optamos por ella en lugar de consumir alimentos frescos, pero si se hace con demasiada frecuencia, la ciencia advierte las razones para no comer enlatados.

De acuerdo con los expertos de la Food Packaging Forum Foundation (FPFF), Zurich, indican que los productos químicos sintéticos utilizados en el embalaje, el almacenamiento y el procesamiento de los alimentos podrían ser perjudiciales para la salud a largo plazo.

Latas de peligro

Diversas investigaciones científicas se han ocupado de descifrar las razones para no comer enlatados en pro de la salud, te presentamos algunas de las que han encontrado.

1. Revestimiento. Frederick Vom Saal, endocrinólogo de la Universidad de Missouri indica que las latas tienen un alto contenido de bisfenol-A, un estrógeno sintético que se relaciona como causa de problemas reproductivos, diabetes, padecimientos cardiacos, entre otros.

2. Exceso de químicos. Los mismos investigadores de la FPFF indican que alrededor de 4.000 sustancias químicas conocidas por ser peligrosas para la salud (triclosan, tributilestaño y ftalatos por ejemplo) son utilizadas intencionalmente en las latas para su conserva.

3. Exceso de sodio. Un artículo de la Purdue University, señala que a estos alimentos suelen agregársele grandes cantidades de sodio para resaltar el sabor, mejorar la seguridad y conservarla, pero al proporcionarlas al organismo pueden elevar la presión arterial o causar ataque cerebral.

4. Menos nutrientes. Leslie Fink, nutricionista de Nueva Zelanda, explica que al quitarle la cáscara a una fruta o verdura, tiene menos contenido de fibra, debido a que este proceso es común en los alimentos enlatados, diversos nutrientes se pierden. Por ello es mejor consumirlos frescos.

5. Obesidad. Para Miguel Porta Serra, catedrático de salud pública de la Universidad Autónoma de Barcelona, el contenido de bisfenol A, puede ser un factor importante para el aumento de peso.

La especialista Alicia Parra Carriedo, coordinadora de la Clínica de Nutrición de la Universidad Iberoamericana, apunta que la reducción del consumo de alimentos procesados presenta grandes beneficios para la salud; sobre todo evitar la obesidad.

Siempre los alimentos frescos son los más recomendados por los expertos, si por tu ritmo de vida no puedes conseguirlo del todo, al menos procura hacer una reducción. Medita sobre los alimentos que sí puedas consumir en su forma natural.

Fuente: Salud180

EA