Jun 21, 2014

El whisky se convierte en ron para atraer a los jóvenes

En la década de los 80 y los 90 el whisky era la bebida espirituosa que reinaba entre los jóvenes y los adultos. Las chicas parecían decantarse más por el vodka o licores más dulces como el ron. Pero el consumo femenino no era tan importante como para preocupar a los reyes escoceses del alcohol. Pero los tiempos han cambiado. Ahora todos los jóvenes sin diferenciación de sexo, se decantan por otros sabores. ¿Resultado? El ron y el vodka han desbancado tanto al licor escocés como al bourbon americano de las preferencias y del top de ventas, especialmente en el segmento de edad que va de de los 18 a los 24 años. Esta franja supone el 13% del total del consumo. Por si esto no fuera suficiente, los adultos viven inmersos en la ola del gin tonic, lo que ha convertido al whisky en una bebida con muy poco protagonismo en la sociedad del siglo XXI.

dentro-1Obviamente esta situación preocupa entre los propietarios de marcas como J&B, Jack Daniel’s, Johnnie Walker, Cardhu o Chivas, que han decidido tirar de innovación para resolver el problema. La solución parece haberse encontrado en una extraña mezcla de whisky y miel que da como resultado un sabor menos amargo, que acerca al licor al gusto que podría tener el ron. De esa forma se trata de recuperar el terreno perdido y también captar a nuevos adeptos. Al menos así lo creen en Diageo que acaban de presentar el nuevo J&B Urban Honey, una bebida que infusiona J&B Scoth Whisky con miel de colmenas urbanas. De esa forma se logra un combinado diferente que, además de tratar de recuperar a los más benjamines, abre nuevas ocasiones de consumo que van más allá de la noche.

Desde la multinacional inglesa aconsejan tomarlo solo o mezclado con Sprite. Sea como sea, este lanzamiento se une al de Jack Daniel’s Honey en la categoría de bebidas de sabores con base de whisky, una tendencia global que crece a un ritmo vertiginoso y que está abriendo nuevas oportunidades de crecimiento en Europa: en Estados Unido, donde el peso del whisky de sabores es del 8%, crece un 130% a nivel anual, mientras que en Europa, donde supone un 1%, lo hace al 240%. “J&B es una marca emblemática en España, donde siempre ha destacado su tradición innovadora y vanguardista. J&B Urban Honey pretende abrir esta categoría a un nuevo abanico de consumidores que buscan sabores más suaves y momentos de consumo sorprendentes y únicos”, asegura Ana Lado, directora de Shopper Marketing de Diageo España.

Este tipo de novedades demuestra que el sector de las bebidas espirituosos es uno en los que la apuesta por el I+D+i es más decidida. El mejor ejemplo lo tenemos en Diageo, con una significativa evolución de crecimiento en todas las regiones del mundo en los últimos años. Actualmente, con 500 proyectos. En concreto en la categorías de whisky, las ventas netas derivadas de las innovaciones han pasado de los casi 50 millones de euros a casi 550 millones en solo cuatro años. “Buscar nuevos momentos de consumo, explorar variedades, construir sobre nuestras emblemáticas marcas, satisfacer a nuevos consumidores y lanzar productos novedosos son las patas que guían nuestra estrategia, siempre enfocada en sorprender, lograr crecimiento y revitalizar el mercado. El 73% de las innovaciones que realizamos desde Diageo permanecen en el mercado después de cinco años, frente al 32% para el promedio de compañías de gran consumo. Este dato dice mucho de nuestro éxito en este terreno y nos impulsa a seguir trabajando en esta línea”, asegura Luis Sánchez, director de innovación de Diageo Iberia.

Por sus declaraciones se puede ver que en esta multinacional no se resignan a que uno de sus pilares básicos, el whisky escocés, pierda protagonismo frente a otras bebidas como el ron o la ginebra.

Por Rafael Pascual