Jun 17, 2014

“El que no cambie se excluye él mismo”

Desde hace varios años el empresario artístico dominicano Luis Medrano recorre el país con sus propuestas. Viendo las realidades de los diferentes pueblos y comunidades que conforman nuestro país llegó a la conclusión de que la música urbana nació como respuesta a ciertas necesidades de jóvenes con talento en los barrios capitalinos.

Su conexión con esos muchachos lo llevó a tomarlos en cuenta para sus eventos cuando nadie confiaba en ellos y mucho menos los aceptaban. Medrano debió vencer muchos comentarios negativos de empresas y personas que no creían en ellos.

Medrano siguió con el deseo de que ellos formaran parte de sus propuestas y se impuso, pese a que no tenía mucho apoyo de patrocinadores. Años después las reacciones fueron diferentes. “Las marcas y empresas que los rechazaban son los que los llaman ahora para que sean imagen de sus productos”, sostiene el empresario durante su intervención en el desayuno de LISTíN DIARIO.

Preocupación
Hoy la cosa ha cambiado. Medrano, que produce eventos como “Una sonrisa para los turistas”, “El festival de la primavera” y también las patronales de muchos de los pueblos del país, aseguró a LISTíN DIARIO que se ha pasado la página y que hoy el discurso es otro.

“De repente el síndico que pedía cinco artistas urbanos para celebrar las patronales de su pueblo o comunidad pide menos y a la vez exige que sean los que tengan letras de mejor calidad. Ellos tienen que preocuparse por eso”, comenta el promotor que suele recibir demos de nuevos exponentes que buscan espacio para promoverse.

Reitera que “el que no cambie, se excluye él mismo”, refiriéndose a ese cambio que a su entender reclama no sólo este medio, sino los que buscan sus servicios y el público en general, pero que ve en muchos un fuerte contenido de violencia y maltrato a la mujer, por ende no quiere que sus hijos escuchen ni vean los videos de estos artistas, lo que ha resultado imposible porque se van escondidos a los centros de internet y pagan para bajar la música”.

((Más

Sobre la música urbana
Aunque muchos crean que este diario está atentando contra la permanencia de la música urbana, es todo lo contrario. Así lo aseguró el empresario oriundo de Yaguate. “Con el cambio que se le está pidiendo a estos artistas lo único que se busca es que el movimiento urbano siga fortaleciéndose sobre la base de propuestas más digeribles para todos los públicos”, entiende Luis Medrano.

“El movimiento va a seguir, no desaparecerá. Hay que reconocer que es una música contagiosa y pegajosa. Lo que tienen que hacer los muchachos es mejorar las cosas como la dicen, no es que dejen de decirlo, sino que mejoren la forma para que puedan hacer aportes y su música permanezca y puedan dejar un mensaje. No que sigan incentivando a que los jóvenes  sigan escuchando el mensaje no indicado”, comentó.

Reiteró que el que no cambie tiene un solo problema y es que “se quedará en un círculo vicioso, se mantendrá en la pobreza intelectual y en la de su estómago porque no se adaptó al cambio”.

Luis llama a cambiar la forma

La campaña que lleva a cabo LISTÍN DIARIO, y que impulsa su director, Miguel Franjul, está calando y lo evidencia acciones como las que informó el empresario artístico Luis Medrano en el desayuno que se llevó a cabo ayer. “A partir de la campaña hay un cambio, una muestra de ello es que ahora los alcaldes no quieren en las patronales artistas urbanos que sus letras no sean de calidad y mucho menos a los que con sus letras incitan a la vulgaridad y a la violencia contra la mujer”, comentó el empresario.

Esta tendencia “ha reducido a muchos de ellos la cantidad de actuaciones en las más de 600 patronales que se celebran cada año en todo el territorio dominicano.  Eso suma 5,400 actuaciones al año, “que ellos tenían prácticamente el control y esto le envía un aviso de que con una mejor lírica tendrán más trabajo y pueden mantenerse más tiempo en el gusto del público, sin dejar de hacer sus denuncias, que son muy importantes”.

Medrano reconoció el impacto de esta música y que justo por eso fue uno de los primeros en incluir a estos jóvenes artistas en sus eventos, pero que al pasar el tiempo la cosa ha ido cambiando.

“No es que dejen de decir lo que dicen y viven en los barrios que todos sabemos que es una realidad, sino que mejoren la forma cómo lo dicen”, aclaró.

El empresario artístico recordó que ellos, los urbanos, son la voz de mucha gente de los barrios y “esa voz debió salir de los barrios para denunciar un sin número de cosas y por eso ha encontrado eco, porque mucha gente se ve reflejada en ellos.  Pero las sociedades avanzan y hoy día la gente quiere escucharlos diciendo esas mismas denuncias, pero con palabras que no sean lesivas”.

Sobre el particular agregó: “Es tiempo de reflexión, de analizar y revisar la forma de decir las cosas por el bien de sus carreras y por el bien de tantos niños y niñas que los siguen a ellos”.

“En realidad la campaña está surtiendo efecto. Me extrañó que en las recientes patronales de Monción y de Tenares, en donde acostumbraban trabajar hasta cinco y seis de los urbanos apenas este año trabajó uno en cada patronales”, afirmó,

Medrano está convencido que hay muchos intérpretes que han procurado dar el gran salto y destacó el trabajo de El Lápiz, El Poeta Callejero, Don Miguelo, los Teke Teke, Nueva Escuela, Vakeró, Shadow Blow, El Alfa, Mozart La Para, que se han preocupado por adecentar sus propuestas y cantar y escribir  canciones con otro tono, aunque vayan dirigidas a la mujer, pero ya más románticos. Un ejemplo del cambio del Lápiz fue el tema “Amor por accidente”, que fue uno de los más escuchados tras su salida al mercado en el 2013.

Al tratar la problemática que encierra la propagación de esta música con letras violentas y ofensivas, Medrano recuerda que hay un problema mayor que tiene que ver con la  falta de orientación en los hogares por parte de los padres y se sabe que muchos de los progenitores mantienen una actitud violenta hacia las madres de esos muchachos.

“Este es un problema que está por encima de cualquier campaña, el primero que le tiene que decir a un niño lo bueno o lo malo es el padre.  Los padres han renunciado a esa responsabilidad y estos muchachos, los artistas urbanos, ahora ocupan ese lugar”, expresó.

“Gracias a su valentía y popularidad hoy enfrentamos el fenómeno de masa que son ellos, que se debe de aprovechar para enviar un mensaje de alto contenido lírico y poético, que sirva de guía para una mejor sociedad sin dejar la denuncia, la rebeldía y la canción comprometida, esa que denuncia las injusticias.

Un mensaje de fe, de esperanza, positivo, de metas, de futuro de un mejor mañana y muy positivo, sin dejar la denuncia ni la voz comprometida con la solidaridad en busca de un país más justo y sin excluidos sociales.

Medrano, además de ser un empresario que contrata artistas, que realiza campañas de promociones, tiene carnavales, fiestas patronales y plataformas de promociones como “Una sonrisa para los turistas”, el Festival de Primavera, el Urban Music Fest, Festival de Santo Domingo, “El sur también existe”, “El tour de la felicidad”, los “Megamerengazos”, así como la celebración de fechas importantes de la patria y fundación de varias ciudades.

por  Emelyn Baldera
Santo Domingo /listindiario