Jun 23, 2014

El Lapíz habla “El mensaje debe cambiar”

Si algo caracteriza a Avelino Junior Figueroa Rodríguez, conocido artísticamente como El Lápiz Conciente, es que siempre dice lo que piensa.

Su música es un ejemplo de ello. Desde el 2003 se ha expresado de muchas maneras y a través de distintos canales (redes, Youtube, presentaciones). Ha escrito en contra de los gobiernos corruptos, ha sido capaz de externar su dolor por la pérdida de su madre (Te extraño mami), ha llamado a los jóvenes a que no consuman drogas (Dile no a las drogas), pero también ha puesto en el aire letras más fuertes como “Plomo por pila” y muchas otras.

Su música es un reflejo de lo que viven sus vecinos, su familia, sus amigos, en fin... su gente de Los Mina, donde se crió con su abuela Palin tras la muerte de su madre.

A propósito de su gente (la comunidad de Los Mina), escribió un tema titulado “Lominero”. Y por el valor que tiene esta comunidad donde vivió vicisitudes de niño y luego de adolescente, El Lápiz invitó a LISTÍN DIARIO a la casa en la que se crió, ubicada en la esquina donde convergen las calles Fernández de Navarrete y Cinco de este populoso sector de la parte oriental.

Allí llegó el director de este diario, Miguel Franjul, junto a todo el equipo de Entretenimiento de LD. El motivo principal era hablar de la campaña que encabeza este diario y que busca eliminar las letras vulgares y que denigran a la mujer.

El encuentro, que se extendió por más de dos horas, sirvió para saber qué pensaba El Lápiz de la campaña y cuál sería su contribución a esta.

Aunque no considera imposible que se logre el cometido de eliminar las palabras vulgares de la música urbana, el artista sí ve difícil que se erradiquen del vocabulario de los dominicanos. “Más que las palabras, lo que hay que cambiar es el mensaje, es lo que creo”, sostuvo.

(+01
LA MÚSICA NO ES LA CULPABLE

Defensa. “La música no tiene nada que ver con lo que está pasando en la sociedad que está descompuesta. La música es más que nada una expresión de la misma gente, esos problemas siempre se van a mantener”, sostuvo el artista.

(+02
NO ESTÁ EN CONTRA DEL DEMBOW

Cambiar el mensaje. "No tengo nada en contra del dembow, no puedo estar en contra de la música”, dijo, pero sí está en contra de los temas que promueven la vulgaridad y no dejan un mensaje.

“En el rap no existen esos mensajes (negativos)”.

((Aclara

De acuerdo con campaña
El Lápiz no pudo estar presente en el encuentro que se hizo en este diario con más de 20 exponentes urbanos. Se encontraba en EE.UU. y además, asegura, él quería hacer las cosas diferentes. Por eso invitó al LD a su barriada, donde nace su música. “Se dice que El Lápiz es arrogante, que no se relaciona, pero no es verdad”. Lo que no le gusta ni comparte -aclara- es lo que hacen algunos intérpretes que desvirtúan el concepto del movimiento que representa.

“Estoy de acuerdo con la campaña, lo estoy haciendo desde el 2003 y me han satanizado”, afirma.

El Lápiz: 11 años con su música

En una pequeña casa de Los Mina vivió por muchos años el rapero dominicano El Lápiz. Allí pasaba sus días mientras soñaba con ser artista y famoso. Fue en esta morada donde recibió al equipo completo de Entretenimiento de este diario y a su director, Miguel Franjul, para hablar de la música urbana y de la campaña que busca letras menos violentas y ofensivas para las mujeres en la música urbana.

Y, aunque no le gustan las entrevistas, él fue quien propuso la visita para que un poco contagiados de la barriada se pudiera hablar con más propiedad del tema. El intérprete, que en momentos ha generado controversias, se desahogó por más de dos horas.

Aunque valora la iniciativa de LISTÍN DIARIO, entiende que el problema radica en el mensaje, más que en las palabras. Por eso, no comulga con esos colegas que han dervirtuado el concepto real del movimiento que representa. “Muchos dicen El Lápiz es arrogante, que no se relaciona, pero no es verdad, lo que no me gusta ni comparto es lo que hacen algunos intérpretes”.

Aunque se le ve hablar coloquial y en la jerga de los urbanos, Lápiz aclara que no es analfabeto. Tiene siete semestres de contabilidad y justamente su nombre artístico nació de su deseo de aprender y corregir a su abuela Palin: “Ella siempre me decía: -tú sabes más que un lápiz-, porque yo le corregía  algunas cosas, como por ejemplo, me escribía habichuela sin h y aceite con s”.

Escuchándolo hablar se puede notar que tiene una fijación con el tema de la ortografía, cual si fuera un maestro. Así se la pasa en las redes aconsejando a sus colegas artistas y corrigiéndolos cuando suben mensajes  con faltas de ortografía. “Para mí puede ser la mejor persona, pero si escribió una palabra mal, ya se me sale”.

Y todo esto viene por su amor por la lectura, pues dice que desde pequeño leía mucho. “Yo leo muchas cosas, me he leído libros como El Secreto, Cien Años de Soledad y muchas otras cosas; lo que no sé voy a Google y lo encuentro”. 

Él expresa su parecer sin tapujo y es capaz de formular críticas, no sólo a colegas intérpretes, sino a otros actores sociales, como por ejemplo a la televisión dominicana y a Acroarte, que sigue siendo un tema pendiente para él porque aún no ha ganado una estatuilla.

No le gusta ir a programas de televisión criolla porque entiende que no tienen producción y hacen lo mismo, pero opina distinto de los espacios televisivos de grandes cadenas, como Univisión y ABC, donde sí le gustaría aparecer.

Está de acuerdo con el llamado que hizo el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, a los jóvenes intérpretes en un pasado desayuno del LD, para que se conviertan en la nueva trova que promueva una revolución cultural en el país. “Sí, yo corroboro con eso”.

No cree que sea un resentido, por el contrario, y tampoco dice tener nada en contra de la prensa, a pesar de que sostiene que en muchos momentos la misma ha satanizado su figura, pese a que desde 2003 cuando surgió “estoy haciendo música con un contenido y sentido social”.

“Estoy de acuerdo con la campaña y estoy desde el 2003 haciéndola y a mí es que me caen encima”, reiteró.

Ante una sugerencia de Franul, dejó abierta la posibilidad de grabar con la cantante soprano no vidente Janette Márquez, quien se presenará el miércoles en el Teatro Nacional y quien confesó que interpretaría un tema con él.

Un líder en su familia.
El intérprete urbano quedó huérfano muy chico. Sus años de adolescencia los vivió al lado de su abuela, conocida en el barrio como Palin. En esta casa donde se ve en la imagen posando con Miguel Franjul, director de este diario, se crió el artista junto a su abuela.

La casa anteriormente era de madera y zinc y en el interior unas pocas sillas de guano. "Yo pude hacerle la casa de concreto a mi abuela y comprarle algunas cosas.

Hoy día de mí dependen cinco familias, además de la mía", sostuvo el intérprete.

por Emelyn Baldera
Santo Domingo
via listindiario